Buscar este blog

13 mar. 2019

El Kuelgue acuático.

La mosca mecánica que posa encima del Konex tuvo un lugar privilegiado para observar como El Kuelgue despedía la temporada frente a más de 2 mil personas las cuales agotaron entradas. (Por: Luciano Capristi)


Un parque acuático se materializó en los oídos de aquellos espectadores que se encontraban en el predio ubicado en Almagro, Sarmiento 3131. Ciudad Cultural Konex hizo gala de su sonido envolvente y la magia de El Kuelgue pudo despegar a través de una gran variedad de instrumentos, dando paso a su repertorio de canciones, dejando escapar como siempre esos momentos graciosos. Hasta hubo un poco ¿De Trap?.

Musicalidad en su máximo sentimiento. Cada vez que El Kuelgue suena es imposible no salir teniendo una sonrisa, porque ellos mismos disfrutan de su show. Amigos jugando, así empezaron, así están. Se escribe con K porque en el medio de la invención de la banda escuchaban música vasca como Kortatu, Eskorbuto entre otros grupos Punk Rock. A lo kamikaze empezaban a caer en el escenario verde azulado mientras en la intro instrumental recopilaba palmas. Ya el kit completo, Julian Kartun, Santiago Martínez, Nicolas Morone, Juan Martín Mojoli, Ignacio Martínez, Pablo Vidal y Tomas Baillie arrancaron con su éxito “Bossa n' People”. La energía se palpaba y como un karma receptor, le devolvieron al público los temas “Circunvalación” y “La Fama”.


“Muy buenas noches, muchas gracias a todos por esto, ojalemos estar a la altura bienvenidis, somos amigueros, somos tolerantes, así que disfrutemos, antes que venga un gobierno de derecha y tengamos que volar”, expresó Kartún. Se dispuso a cantar “Ayer Real” al mismo tiempo que repartía agua de una forma inusual, tirándola de la boca cual Squirtle, el Pokémon de “vamo a calmarno”. Pero no se calmaron nada y a ritmo de bongós continuaron con “Cinema”. El vocalista saltaba por el escenario, parecía estar dando clases de kárate o aikido, golpeando el viento mientras el juego de luces y flashes lo acompañaban de manera casi astral.

Sonó “Sabías que Hoy” dedicado para Lenni Rodriguez, escritor, poeta y guionista. También agradecieron la producción del lugar, que instaló unas pantallas detrás mostrando imágenes para mejorar aún más las canciones, simulando mar, nieve, cuerdas en movimiento y otras sorpresas que no quisieron adelantar. Después de un minuto de percusión volvieron a retomar, generando un ambiente festivo y se abrieron paso al son de “Si No Te Vas”. Previamente Pablo Vidal destacó en el saxo elevando los gritos de todos y todas.

Habían creado un bunker anti tormenta pero aún se podían sentir en el aire unos kilovatios dando vueltas. “Me voy a tomar el atrevimiento de desfilar en esta pasarela” y con una música acorde Kartún modeló posando su remera de supercampeones y su cable coaxial que hizo furor en Ramos Mejia. Luego de “El paraíso de los perros” y el tema “Ir a Más” de “Los Abuelos de la Nada”, le desearon feliz cumpleaños a Paula que desde la consola manejaba el recital. Ahí es cuando el acústico “Parque Acuático” se hizo presente.


El momento hilarante no pudo faltar. Cambiando la voz con el programa Autotune el cantante comenzó a rapear mientras intentaba contar chistes que “no tenían remate”. Pasó el micrófono a una chica del público y Luz de Belgrano fue la protagonista, haciendo que todas las manos se balanceasen mientras alentaban su nombre. Luego con el clima trap dio lugar el tema remixado del YouTuber Soy Tan Sutil, Amor Comprensión y Ternura, mientras bajaba un reflector hasta llegar al rostro del cantante. “Me torturaron me hicieron jugar al Fifa y me hicieron ver a Fantino”, se burlaba Kartún.

Después del momento bizarro para extraños pero común entre los acostumbrados, tocaron “En Avenidas”, resaltando que “nos mintieron los medios de comunicación”. No pudo faltar el clásico “MMLPQTP”. “Por ahora” anunciaba la despedida no sin antes tocar un tema que encabezaba los rankigs de canciones más escuchadas allá por el 2011, digamos que se “tiraron un paso”.

Los hombros y cabezas se dejaban influir por “Clonasepan”. Cerraron con un monólogo que pedía la separación de la iglesia con el estado y se retiraron con “Cariño Reptil” para emprender rumbo a través de varios kilómetros, donde aterrizarán el 12/4 en Studio Theater, Córdoba. Julián Kartún le reveló una vez a Vecinos que el show de inflexión que les marcó el camino fue el primer Niceto. Hoy siguen dejando huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario