Buscar este blog

13 ago. 2018

Mariposas de madera: leyendas del rock nacional juntas


A 34 años del lanzamiento de Buen día, día- el segundo álbum solista de Miguel Abuelo- se organizó el Festival Mariposas de madera.
Por: Daniela Ledesma

El reconocido periodista de rock, Miguel Grinberg, logró lo que muchas personas anhelaron y no consiguieron: reunir en un mismo escenario a lxs pionerxs del rock argentino. Esto será en el marco del Festival Mariposas de madera: concierto memorable, el cual se realizará el próximo sábado 25 de agosto en el Teatro Gran Rivadavia de Floresta. Además, la velada va a contar con una entrega de premios –justamente unas 35 mariposas de madera con el nombre de cada premiadx inscriptx- no solo para lxs artistas, sino que también para sonidistas y demás personas que hicieron posible el desarrollo del rock nacional. 

Entre lxs artistas ya confirmados que van a participar del concierto memorable se encuentran León Gieco, Nito Mestre, Litto Nebbia, Raúl Porchetto, Emilio Del Guercio, Ricardo Soulé, Willy Quiroga, Alejandro Medina, Maria Rosa Yorio, Claudia Puyó y Kubero Díaz. Acerca de si había alguien que aún no estaba informado, Grinberg se limito a contestar que hay "algunos ajustes”. También se conoció una de las perlitas que espera la noche del 25 de agosto, y es que, si bien Miguel Cantilo está actualmente trabajando en España, habrá una especie de experimento con Pedro y Pablo en el escenario, a través de una grabación que hará desde Madrid. 

Asimismo hay muy buenas noticias para lxs fanáticxs de Aquelarre, hay una reunión: “Vamos a estrenar un trío de tres tipos que prometen que se llaman Del Guercio, García y Starc. Me ha llegado un chiste de que han conseguido a un amigo pianista que va a cubrir a Hugo González Neira”, bromeó Grinberg.

Este proyecto fue un sueño que el periodista cosechó durante cuatro largos años, y afirmó que en un primer momento lo planteó en el estudio de grabación de León Gieco, en donde les mostró a los presentes una mariposa de madera hecha por Marité García, la artista que hizo los originales y la consumación de los premios, con intenciones de hacer algo pero finalmente los planes se diluyeron. Con el pasar del tiempo se volvió a repetir la ceremonia con Rodolfo García en el clásico bar La Perla de Once, pero llegó el final de La Perla, y con ello el fin de Mariposas en La Perla. En un momento de euforia y locura hasta pensó en la idea de hacer este concierto en el Teatro Gran Rex, pero después de hacer varias cuentas, decidió que el teatro de Avenida Rivadavia al 8636 era la mejor opción para un show “hecho a pulmón, al estilo argentino”, confesó.

Acerca de cómo se siente trabajar y compartir este festival con la gente con la cual compartió gran parte de su vida, Grinberg respondió: “No es la primera vez que organizo un recital. En diciembre del 66, después de haber descubierto la Cueva de Pueyrredón, con unos amigos decidimos hacer un recital en el Teatro de la Jaula del Abasto, que se llamó 'Aquí, acá y en todas partes', con Moris, Tanguito, yo mismo que tenía un seudónimo y cantaba folk en inglés. En 1970 descubrimos que no había productoras de rock, entonces con Oscar López alquilamos un departamento y fundamos Rock Centro, y estrenamos conjuntos nuevos: Pescado rabioso, los músicos de la época”.

Cuando le consultamos acerca de cuál era su expectativa con respecto a Mariposas de madera y la reunión de viejxs amistades, Grinberg manifestó que él no está intentando recuperar su juventud con este festival, sino más bien que busca crear situaciones que no se dan habitualmente por un “mal argentino” que hace que no participen ciertas personas que no son amigas entre sí. La satisfacción mayor es que todxs hayan estado de acuerdo desde un primer momento con este proyecto, “con el rock no vamos a salvar al mundo, pero podemos salvarnos nosotros y estoy en esto por esa misma razón”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario