Buscar este blog

20 ago. 2018

El mambo del Cuarteto


En el escenario del Luna Park subieron invitados especiales junto a los fanáticos para cantar los mejores clásicos de El Cuarteto De Nos. Dejaron en claro que son bipolares, porfiados, raros, pero no cortamambo. 
Por: Lucho Capristi / Fotos: Tamara Simón

“Mauricio Macri la puta que te parió”, fue la frase reproducida en forma de coro angelical por las miles de personas que se preparaban para vivir la noche del viernes con el conjunto uruguayo. Se podían observar camisetas y globos con el color del más reciente disco. Pero la sorpresa fue grata cuando hicieron un repaso con algunos temas de toda su discografía.

De manera acertada y con un sonido bien logrado, arrancaron con Hoy estoy raro y el nuevo hit Apocalipsis Zombi, mientras la iluminación dejaba en evidencia a los protagonistas de la noche. Por un lado teníamos en batería a Álvaro Pintos, que a pesar de tener cara de sueño su pulso dio un ritmo fuerte, le seguía el inamovible Santiago Tavella en el bajo y el joven Santiago Marrero en teclados. El guitarrista Gustavo “Topo” Acuña estaba en sintonía con Roberto Musso, el cantante de la banda, ya que ambos combinaban con sus remeras particulares.

La fanaticada cantaba de principio a fin, para colmo sonó Ya no se qué hacer conmigo y comenzaron a saltar de forma masiva. “Muchas gracias ¿Todo bien? Venimos a renovar repertorio, igual no aplaudan al pedo porque ahora viene un tema nuevo”, dijo el cantante y sonó Invisible. Detrás se podía observar las pantallas que cambian de color y de símbolos relacionados con cada canción.

El micrófono pasó de manos y lo tomó Tavella para cantar la cumbia Enamorado tuyo, del disco Porfiado. De corrido continuaron Cuando sea grande, Hola karma y Vida ingrata. De repente ocurrió lo impensado, Tavella bailó por escasos segundos llevándose las risas del Luna Park. Después Musso contó detalles de la banda y confesó que hace 27 años al bajista se lo podía observar haciendo flexiones y leyendo filosofía: “Ahora hace flexiones con la birra y en vez de leer Jacques Lacan, le da a la caña”.


La ironía es lo que separa al Cuarteto de cualquier banda contemporánea con éxitos polémicos como Maten a las ballenas, El día que Artigas se emborrachó o Me agarré el pitito con el cierre. En la actualidad evolucionaron al punto de ser más personales y contar con una producción musical más sofisticada. 

“Cuando le mostré esta canción a mi papá y le pregunté que opinaba, me dijo ‘mira Robertito creo que estás más cerca de solucionar la teoría de la relatividad de Einstein que de afinar una nota’”, reveló el cantante. El tema fue Al cielo no. Siguió Habla tu espejo, No llora y Roberto. Mientras la multitud disfrutaba, se podían ver desplegados los pañuelos verdes con la consiga de: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.

Al terminar una gran canción como lo es El rey y el as, sonó Hay que comer, mientras la muchedumbre nuevamente recordaba a la progenitora del presidente. Algo mejor que hacer y Bo cartero fueron el preludio para invitar a Ale Sergi de Miranda para cantar Me amo y a Cachorro Lopez, ex Abuelos de la nada, que tocó en el bajo Gaucho Power. Después subieron diez ganadores de un concurso para cantar junto a sus artistas preferidos El hijo de Hernández.

Las ultimas fueron Invierno del 92, donde El Cuarteto amagó con irse, para unos minutos después cerrar con Nombres y Yendo a la casa de Damián. Una curiosidad de este, es que fue inspirado en la manera de caminar del cantante y cada palabra necesitaba ser aguda. Entonces al ver que en el idioma español no hay muchas palabras agudas de dos silabas, sacó a relucir sus habilidades de ingeniero y utilizó las del ingles. 

El cuarteto de nos se prepara para tocar en Santa Fe, Tucumán, Salta, San Juan, Córdoba y Mendoza. Sacaron buenas tomas en el Luna Park, así que no es descabellado pensar en un DVD.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario