Buscar este blog

11 jun. 2018

El coctel Circus Dei + Virtual Frizz en Beatflow


Una impecable y explosiva doble fecha llena de sorpresas y grandes anuncios, encabezada por el rock progre-funk de Circus Dei y la potencia de Virtual Frizz, hizo mover y cantar a todos los presentes en la sala de Palermo.
Por: Tomás Izzi / Foto: Virtual Frizz

Una numerosa y joven cantidad de espectadores acompaño de principio a fin. La primera nota la dio Hormigas a solo 10 minutos de la apertura de puertas. La banda invitada de la fecha, dio un increíble y atmosférico show de altísimo nivel, incluso presentando nuevos temas. 

Pasadas las 21 horas, una vez corrido el telón no había vuelta atrás: la explosión groovera había comenzado. Circus Dei empezó con una seguidilla de temas de su primer álbum (Transformación, 2014). Tras Tu propia voz, Escaleras y Mascaras, llegaría un estreno de su próximo disco, Tiende a caerse. Dos temas de su live sesión-EP Totem darían lugar a otro nuevo tema, El suplicante

El cuarteto funk-rock de Ciudadela cerraría la noche con dos grandes covers y su canción predilecta. Una movida versión de Killing in the name (cover de Rage Against The Machine) hizo explotar al público, pero el gran golpe lo darían tras un cambio de formación con Emilio Citro al bajo y Leandro Juarez de frontman. En “homenaje al FIFA 98” tocarían el corazón de todos los amantes del clásico juego con Song 2 (cover del clásico de Blur). Una demostración del distendido ambiente arriba y abajo del escenario. El sueño de Kevin haría estallar en aplausos a la gente, que no esperaba un último bis, también de estreno: La línea que diseñan. 

Por su parte, Virtual Frizz daría comienzo a su show tras una intro. Los primeros acordes serían los de En el fango, que sería seguido por Humareda, Careta fría y Cuento. Tras esta eufórica primera parte, seguirían repasando los temas de su disco De los gigantes (2017).

Átomo, 40 animales y Viaje lunar fueron algunos de los temas con los que la banda de Navarro seguiría haciendo vibrar el escenario de Beatflow. La reacción de la gente fue siempre incansable, eufórica por la potencia de las canciones y la entrega vista en escena de la banda.

El final llegaría finalmente con La misión, Lo que el viento trae y Chupakabra, sin dudas un final más que digno para cerrar la celebración de estas bandas que vienen demostrando que son parte importante de esta nueva escena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario