Buscar este blog

11 nov. 2017

Con aire joven y pordiosero


En las paredes de Palermo Club, más de 500 personas pusieron al límite sus gargantas ante la banda rollingera que, junto a Jalapaluza, presentó las canciones de sus más recientes discos.
Por: Lucho Capristi / Fotos: Fotografía de toilette

El alcohol comenzó a rotar en Palermo Club a las 20:30 y los primeros bebedores se encontraban aburridos porque no sonaba ninguna canción de fondo. Pero los movimientos se aceleraron en el momento en que Jalapaluza apareció con el tema Voy por vos. No solo repasaron su primer disco, Ansiedad, sino que presentaron el nuevo material Segundo round, el cual está cargado de un ritmo intenso con tintes clásicos para bailar en pareja. “Se viene mucho rock and roll”, anticipaba el enérgico cantante, David Alvarez.

La banda oriunda de Wilde, supo cautivar al público de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, con covers de Pappo y una propia versión rockera de Amor clasificado del Rodrigo. Lo que nos une y La libertad fueron la despedida, no sin antes regalar remeras y darle las gracias a Jóvenes Pordioseros, que ya empezaban a asomarse. 

Toti Iglesias fue recibido por “La Angie”, personaje interpretado por Walter López en el programa Peligro Sin Codificar, mientras todos los fanáticos le cantaban el feliz cumpleaños. “Estoy muy contento por todos estos años, la mayoría de los que están aca son mis amigos”, agradeció el cantante que pudo disfrutar de la torta junto a su familia y seres queridos. 

Dejando atrás los globos y los deseos, la banda daría comienzo a la fiesta con 100% Pordiosero, haciendo una especie de catarsis eufórica con las personas que saltaban debajo del escenario. Pronto se desplegaron las banderas y varios espectadores se subieron uno arriba del otro para alcanzar a sus ídolos. Al hilo le siguieron Late, de su nuevo disco, y No la quiero dejar, donde se disfrutaron los solos de German Drago en guitarra y Lucas Florentino en batería. 

Un detalle del show fue el trato que tuvo la banda con los seguidores, que, al igual que los fotógrafos, varios se subieron donde se encontraban los músicos para cantar algunos temas. “Yo no entiendo como algunos no dejan subir a sus fans, se olvidan que lo mas importante es pagar el alquiler”, reflexionó Iglesias

Para brindar por su cumpleaños, el cantante destapó un vino y lo compartió con sus compañeros. “Gracias por hacerme este regalo”, dijo emocionado Toti.


La noche fue llegando a su fin con Funeral, pero todos se sentían vivos porque luego sonó Ruta 66 y Eterno. En este ultimo tema el cantante llevaba una mascara que hacia recordar a la película de Stanley Kubrick, “Ojos bien cerrados”. Luego de cerrar con Rockabilly, Toti abrazó al grupo y le dijo al público que “aun queda mucha ruta por recorrer”

No hay comentarios:

Publicar un comentario