Buscar este blog

5 oct. 2017

IT vs. IT

IT es imponente, medio millón de personas en los primeros cuatro días coparon los cines argentinos y hasta la fecha, en Estados Unidos, la película recaudó 500 millones de dólares. El largometraje del argentino Andy Muschietti (Mamá) logró que el colectivo social volviera a las raíces del género de terror: Comprar una entrada para asustarse ¿Pero es la primera vez que pasa? ¿Qué pasaría si enfrentamos las dos adaptaciones de los payasos más tenebrosos que pisaron la pantalla? 
por Lucho Capristi

El miedo es la emoción mas difícil de manejar, el escritor David Fischman dijo que “el dolor lo lloras, la rabia la gritas, pero el miedo te atrapa silenciosamente”. Es así que IT es el ser mas terrorífico, porque sabe lo que nos hace vulnerables. Pero antes de que nos hipnotizara y nos hiciera “flotar” a todos con la cinta de 2017, hubo una serie dirigida por Tommy Lee (Halloween 3) en 1990 que produjo pesadillas. Los dos productos se basan en la novela homónima de Stephen King y cada uno tiene su versión de la historia. Irónicamente la película se hizo 27 años después de la serie, algo que dentro de la trama representa el “regreso del terror”. 

En la primera esquina tenemos a Tim Curry con una altura de 1,75 m, pesando alrededor de 5 niños regordetes y vistiendo unos atuendos coloridos de bajo presupuesto pero con mucha personalidad, cargado de humor negro. En la segunda esquina tenemos al retador, el joven Bill Skarsgard, con la altura de 1,97 m, pesando unos 4 niños regordetes y un bracito, con unas ropas grises y ajustadas, con aires de misterio y perversidad. Ambos representan a Pennywise, el payaso antagonista que quiere hacerle la vida imposible al “Club de los perdedores”. Las interpretaciones de los actores son muy diferentes, eso no quiere decir que una sea mala y la otra correcta, al contrario, la visión de cada uno logra poner la piel de gallina a cualquier espectador.

Dejando de lado el empate técnico en cuanto a interpretación, vayamos con la historia. La serie de TV toma prácticamente como protagonista al payaso y a pesar de ser espeluznante, deja un poco de lado la historia del grupo de amigos. En este punto la cinta de Muschietti logra hacer un balance entre el villano y los niños y deja en claro que no solo es una película de terror, sino que también se trata de la amistad. Además recordemos que en el largometraje solo vemos una primera parte (la segunda confirmada para 2018), realizada dentro de unos 135 minutos, mientras que la serie contó la primera mitad de la historia en 100 minutos. 

Al tener una pelea ajustada pasemos a la ley de oro conocida en todos los barrios, el famoso “gol gana” y respondamos la incógnita ¿Cuál da más miedo? A pesar que la miniserie de los años 90 llegó a los corazones de muchos y es una cita obligada para cualquiera que le guste el género de terror, la realidad es que se queda corta. Aun falta ver la segunda parte de la película dirigida por Muschietti, pero por lo menos en la primera, el resultado es muy satisfactorio y vale la pena comprar una entrada o esperar al Blu Ray que tendrá un Director’s Cut con 10 minutos extra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario