Buscar este blog

26 ago. 2017

¡Santa serie Watson!


Fuimos testigos de un sin fin de novelas, series y películas policiales, hasta hay musicales que incorporan este genero. De entre todas las versiones de nuestro detective favorito adicto a la cocaína, Sherlock es un show que renovó con aires actuales las historias más intrigantes del escritor Arthur Conan Doyle.

por Lucho Capristi

En primera instancia tenemos a Benedict Cumberbatch encarnando al mítico Sherlock Holmes en una versión totalmente indiferente, con un humor políticamente incorrecto y una frialdad rotunda. El detective solo siente fascinación por casos complejos y poco a poco vamos conociendo su personalidad sociópata. Un dato curioso es que el actor es un familiar lejano del Conan Doyle, eso hace resaltar aun más la interpretación.

Por otro lado tenemos al simpático John Watson, al que le da vida Martin Freeman, logrando tener al mejor compañero de aventuras que un desquiciado como Sherlock puede tener. El contraste, tanto en apariencia como en personalidad es muy marcado, pero hay puntos que ambos amigos comparten: La adrenalina. Dentro de la serie cada episodio logra superarse y trata de impactar siempre al televidente.  

La duración de cada capitulo es de una hora y media, y al tener un contenido tan bien plasmado, se podría decir que estamos disfrutando de una saga de películas. Tenemos tres episodios por temporada ambientados al contexto contemporáneo, sin que resulte forzado. Hay un especial que aborda la visión clásica de Londres en el siglo 19, muy recomendado. 

En cuanto a los villanos, se nos presentan como desafíos intelectuales para Sherlock y Watson. Ambos son obligados a tomar medidas drásticas en momentos tensos que los hará evolucionar para bien o para mal a lo a largo de la serie. Entre estas mentes, se encuentra Moriarty, el némesis que responde a la pregunta “¿Qué pasaría si Sherlock fuera malo?”.

Sin dudas la cadena de televisión BBC en el 2010 supo crear un show que al día de hoy se convirtió en culto y resulta casi una tradición para los fans de Inglaterra mirar los comienzos de temporada en algún bar. Los creadores Steven Moffat y Mark Gaitis (quien se dio el lujo de interpretar al hermano de Sherlock), están atentos en los detalles. Ya desde la apertura del programa podemos ver que las letras que aparecen tienen la misma tipografía que se usa en los metros y transportes públicos de Londres. Por todo lo antes mencionado Sherlock, es elemental mi querido lector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario