Buscar este blog

4 feb. 2016

El Contexto

Es agradable y emotivo abrir todos los días el mail del programa y encontrarnos con tanto material por compartir, esos artistas nuevos que comienzan a dar sus primeros pasos en este hermoso ambiente, otros que nos ofrecen nuevas alternativas de dialogo y acercamiento con sus iniciativas o creaciones recientes. Nos invitan a participar para extender lasos y llegar a más personas receptivas de una corriente musical en ferviente crecimiento.
Por Lionel Escobar 

También nos resulta imposible estar ajenos al contexto político-social que nos converge, con sus atropellos a la vida social sobre una porción de los individuos, la criminalización de la protesta, los actos de represión acometidos contra manifestantes que solo buscaban una respuesta a su situación laboral, etc. Y no se trata de una cuestión ideológica, no. Ya se trata de odio de clase, las últimas medidas esclarecen al espectro político que se proyecta para el año que corre. Descentralizar y quitar de los barrios emergentes a las Delegaciones Municipales, los Centros de Atención a la Justicia, tomar como política de estado desarticular a todas las coordinaciones y direcciones que realizaban trabajos en comunidad como la promoción social en la salud, el abordaje territorial, los móviles sanitarios o los agentes de PAMI y/o ANSES. Todas acciones que atentan sobre los más necesitados, ataques directos a esa porción de la sociedad más vulnerable, todos aquellos quienes, por distintos motivos, no tienen acceso al Estado si el Estado no se hace presente. No, no podemos hacer la vista gorda a esta situación.

Que la Federal junto a Gendarmería entre a los tiros a un barrio humilde es un aviso para todo lo que viene, gatillando a mansalva en un acto de fascismo que no se ve desde épocas de dictadura. ¡Criminalizando la pobreza!, ¡Estigmatizando! No, no podemos seguir haciéndonos los boludos cuando en la 1- 11- 14 a los pibes de la Murga “Auténticos Reyes del Ritmo” (de cuatro a no más de doce años cada integrante) le apuntaron a la cabeza y a las piernas en pleno ensayo de Carnaval. Eso es odio de clase.

La anulación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la creación de la Secretaría de Comunicaciones, la fusión del AFSCA y AFTIC atentan contra los medios chicos, independientes de escasos recursos. En nuestro caso particular, y al tratarse de una frecuencia modulada de un Centro Cultural, en este nuevo marco normativo quedamos relegados a mejoras en el radioespectro al no contar con presupuesto para licitar, situación que  atenta contra la libertad de expresión. De a poco pasaremos a la lucha, la radio comunitaria como una de las trincheras de los sin voz.

Las voces que callaron no son aquellas de los medios o periodistas que simpatizaban con el gobierno saliente o los militantes, es tan solo la punta de iceberg, de a poco las políticas implementadas irán atacando a cada porción de la sociedad sin distinguir estatus social, ideología política o color de piel.

Las voces que se callarán no serán las nuestras. Al birlar recursos de los medios como el nuestro, las voces que se callan son también las de aquellas bandas que difundimos y en otras radiodifusoras no le dan lugar por decisiones editoriales o comerciales. Todos tienen y tenemos algo para decir, no todos tienen las herramientas para hacer llegar el mensaje, y contra eso van.

Es agradable y emotivo abrir todos los días el mail del programa, es nuestro deber hacer llegar su arte, dar a conocer sus voces. Más allá de todo atropello, seguiremos dando la pelea necesaria. Existimos por uds, nos debemos a uds.

Vecinos Enrockados. Comunicación Alternativa al Servicio del Under.
“Si el entorno de uno no se realiza uno tampoco se realiza.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario