Buscar este blog

8 ago. 2015

Extraterrestres

Una crónica de otro mundo
por Gonzalo Rodriguez

Esta semana se pudo ver en el cielo una luz que apareció, duró muy poco y se fue rápidamente, -algo así como el aguinaldo- que sirvió para reabrir la polémica sobre el fenómeno OVNI.

Científicamente no está comprobado que haya vida inteligente en otros planetas (y en este tampoco menos con "Caramelito" aún en el aire) pero los científicos tampoco afirman que no haya.

Según un estudio realizado, el 35% de científicos que afirman que haya vida en otro planeta aseguran que el resto de los científicos están equivocados.

Creo que ninguno de nosotros vio un extraterrestre cara a cara, pero según lo que vemos en las pelis, los extraterrestres pueden ser:
1) ALF: peludos, graciosos y con un enano dentro.
2) E.T: Que fue elegido para convivir con los humanos, los extraterrestres tuvieron que decidirse entre E.T o AK.EL
3) Supermán: que defiende Metrópolis 
4) Luke Skywalker: que defiende la galaxia 
5) El "marciano" Ortiz: Que defiende en Independiente



Estos son extraterrestres relativamente de los buenos (ojo, el "marciano" Ortiz tiene partidos flojitos) pero existen otros que son más malos que los Funes Mori, por ejemplo los de las películas "El Día De La Independencia"; seres horripilantes, de mal carácter, y que salta a la vista que tienen el cuerpo recubierto de goma espuma. 

Estos extraterrestres tienen tentáculos en lugar de brazos, son los que se llaman pulposos por su parecido con el animal, si tienen la inteligencia para viajar por la galaxia y construir naves, ¿por qué no mandan a conquistar la tierra a sus mujeres "Las pulposas"? Yo creo que en una mañana tienen a todo heterosexual conquistado, eso sí, le dejaremos un planeta con mas babas que un saco de caracoles. 

Existe un programa que se llama "Alienígenas Ancestrales" que cuenta como los extraterrestres tuvieron gran influencia en nuestra civilización a través de los siglos.

El programa es entretenido, roza la bizarrés pero se deja ver. Lo que le saca toda credibilidad es ese científico con cara de perturbado de color extraño (medio anaranjado) y con un peinado como si se hubiera despertado recién que nos quiere hablar de ciencia, yo lo veo tan desequilibrado que no le regalaría ni una pelota por miedo a que se corte con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario