Las series que merecen secuela

A lo largo de 2018 tuvimos series que fueron debate y tópicos cotidianos en distintos temas de conversación. Desde continuaciones de viejos shows, hasta finales polémicos, pero las nuevas historias son las que impactaron de tal forma, que ya la fanaticada pide una segunda temporada. A continuación te mostramos las que consideramos como mejores.

Antes que nada, vivimos al límite del #TrendingTopic. Atrás de una recomendación viene la típica pregunta “¿Está en Netflix?” Ya tuvimos reseñas de estas respectivas series que pertenecen a la plataforma, como Luis Miguel, la cual tendrá una segunda temporada que aún no se sabe cuándo llegará. Pero invitamos a volver a las raíces, ver más allá, no ser dependientes de un servicio ya que hay otras propuestas que son dignas de maratón. (Nota: Luciano Capristi)


La maldición de Hill House (Netflix)

Como sabemos que cuesta despegarse del confort, te presentamos una de la cual no podemos negar su calidad y popularidad. El terror en estos años a tenido grandes exponentes en la industria cinematográfica (The Witch, Hereditary, Get Out) pero los shows televisivos se habían quedado en el tiempo (American Horror Story o The Walking Dead). La maldición de Hill House nos cuenta el pasado y presente de una familia que se ve traumatizada por los hechos ocurridos en su antiguo hogar, el cual guarda secretos macabros que se irán desarrollando a lo largo de los capítulos. Tiene una ambientación de cine de terror gótico, jugando con el escenario, las actuaciones y la ambientación en general, que crea tensión constante. El público consultó la posibilidad de una segunda temporada y uno de los protagonistas, Jackson Cohen, dijo que hay muchas opciones para continuar.


Barry(HBO)

Ahora sí, momento de dejar a Netflix atrás, pero que no cunda el pánico, no hay nada que con una búsqueda en Google no salte. Esta serie tiene un humor de excelente calidad llevado de la mano de uno de los mejores como lo es Bill Hader (Inside Out). Es un sicario que comienza a tener una crisis existencial y para darle una vuelta de tuerca a su vida se anota para clases de interpretación. La doble vida tan peculiar da escenas desopilantes. Ya se renovó para una segunda temporada así que esperemos morir de risa… (si, chiste malo).


Homecoming (Amazon)

Del creador de Mr. Robot, Sam Esmail, se nos presenta una adaptación televisiva de un podcast (hoy en día todo se puede adaptar), que trata temas psicológicos relacionados a la guerra. Una primicia que va cambiando a lo largo de la trama. Llega a ser un thriller bastante atrapante, que desentraña poco a poco las acciones de nuestra protagonista encarnada por Julia Roberts. Los 10 capítulos duran media hora, lo cual es algo curioso ya que los dramas suelen durar bloques de 50 o más, haciendo que Homecoming se vea de forma fácil y ágil.


Kidding (Showtime)

¿Se imaginan a Topa con delirios internos y una lucha constante para alcanzar la felicidad mientras realiza su show infantil? ¿No? Bueno no importa, Kidding trata de eso. Relata las aventuras tragicómicas de Mr. Pickles, interpretado por Jim Carrey (nominado a varios premios), quien es un tipazo al representar la infancia de muchas personas. Pero a causa de un accidente vemos como su vida se viene a pique mientras la depresión y realidad tocan la puerta aquel mundo de fantasía que el creó. Podría compararse con la obra literaria El principito, ya que plasma dos visiones, la inocente llena de esperanza y la cruda desbordada de pesimismo.

Comentarios